El vestido no hizo a Cenicienta, ¡pero sí le ayudó a cautivar!

Actualizado: jun 16

Asesoría de imagen


Iniciamos el mes de diciembre y en seguida me vienen a la mente los festejos de temporada y no, no por la oportunidad de enfiestar, pero, ¡si, si! por las propuestas de look´s que se me ocurren para esta categoría dentro del ámbito empresarial.


Las invitaciones a las posadas, las fiestas y las cenas, a veces tienen inicio inmediatamente al salir del trabajo, por lo que resulta algo complejo planear que vestir, ya que es probable que nos tome demasiado tiempo ir y regresar a casa a cambiarnos, por lo que debemos considerar cargar con un atuendo durante el horario de oficina y un atuendo para la fiesta.


Es por eso que yo Gess Ortiz, especialista en lookología, en tan solo tres tips te guiare para impactar a todos con tu atuendo, pero sin comprometer tu imagen y tu reputación en la empresa.


Bien dicen por ahí que “el hábito no hace al monje”, pero yo creo que la ropa que vestimos y la manera en que la combinamos con otras prendas y accesorios sí dice mucho de nosotros y dentro del ámbito social tampoco hay excepción, ya que como siempre he dicho, nuestra imagen comunica demasiado acerca de quienes somos.


1. Analiza las circunstancias. Lo primero que te sugiero considerar antes de elegir tu atuendo es tener clara la siguiente información: ¿El evento será de día o de noche?, ¿Será un evento formal o algo casual?, ¿Se llevará a cabo en interior o exterior?, ¿Se requiere algún código de vestimenta específico?


Una vez que tengas respuesta a cada uno de los cuestionamientos, ahora debes preguntarte: ¿Qué imagen quiero proyectar a mis jefes y compañeros y en su caso, a mis subordinados?, ¿Qué impresión deseo causarles?


De estas respuestas dependerá si eliges un vestido largo o de cocktail, el color y el corte, es muy importante recordar que se trata de un festejo de tu trabajo, así que por favor no pierdas esos detalles, y hago mención porque me ha tocado ver a mujeres que llegan a estos eventos con vestidos muy cortos, con transparencias o incluso con escotes muy atrevidos, estoy a favor de las personalidades con alta autoestima, a lo que me opongo es el mensaje confuso que podrías comunicar al vestir prendas con características como las que te acabo de mencionar.


Recuerda que aunque se trate de un evento social fuera de la oficina, sigue siendo parte de la imagen profesional que debes proyectar, así que vístete de acuerdo a como deseas que te perciban entre compañeros y compañeras de trabajo (sin diferenciar entre niveles de jerarquización).


2. Atrévete a innovar. Opta por prendas con cortes, con texturas, con telas, con colores distintos a lo que usualmente usarías tu, o cualquier otra mujer; aún si eres de personalidad conservadora, puedes adoptar un atuendo que te haga lucir distinta y destacar entre la mayoría.


3. Nuevos diseñadores. Evita comprar ropa en tiendas convencionales, ya que corres el riesgo de que alguna otra persona lleve el mismo modelo. Yo te sugiero buscar en Internet, diseñadores locales, así aseguras que no gastaras una fortuna y apuesto a que conseguirás

piezas increíbles.


Como un tip extra, también considera rentar un vestido, así evitas gastar en ropa que vas a deshechar o que va a permanecer en tu armario, y lo mejor de todo es que puedes acceder a marcas de lujo, de diseñadores y a mejor precio. Te aseguro que vas a sentirte como toda una Cenicienta ¡en plena noche del baile!.


Espero que estos 3 consejos te ayuden a brillar como lo mereces. Por favor escríbeme y compárteme si esta información fue de utilidad para ti o dime ¿Qué otros consejos podrías incluir en este post?


👉🏼Facebook @gess.ortiz

👉🏼Instagram @gess.ortiz

👉🏼Youtube @gess.ortiz

11 vistas