Aprende a potenciar tu imagen en cinco pasos

Actualizado: jun 16


Consultora de imagen


Cuando hablo o escribo de estrategia de imagen a otras personas, la mayoría de los comentarios que, en seguida recibo, son negativos, o bueno, por lo menos “no tan de acuerdo” con que la imagen es un aspecto al que debemos darle importancia, pues hay quienes apuestan más a favor del intelecto.


Entonces, es este el momento que encuentro oportuno para poner en una balanza -imagen e intelecto- ¿Cuál tiene más peso? Y sin entrar en debate, para mí ambos están al mismo nivel, tanto imagen como intelecto son dos armas muy poderosas para alcanzar casi cualquier objetivo que te propongas, independientemente si el ámbito es trabajo, familia o amigos. Solo existe una “pequeña gran” diferencia: la imagen se nota a primera vista y el intelecto toma un poco más de tiempo (tiempo que puede ser desde minutos hasta años) ambos se expresan por ti y reflejan quien eres.


Dicho esto, seguramente ahora te surgió la necesidad de prestarle más atención a este aspecto en el que quizá no te habías ocupado ni preocupado por potenciar. Es por eso, que en esta ocasión quiero darte cinco pasos para comenzar a trabajar en tu estrategia de imagen, sin esfuerzos, sin trucos, sin tiempo y sin dinero.


1.Todos tenemos una imagen: Nuestra apariencia es percibida por los demás y de ti y de mi depende si estamos comunicando el mensaje adecuado, en el momento adecuado, y a las personas adecuadas.


2. Primera impresión: A nosotros los seres humanos nos toma de uno a cinco segundos formarnos una idea al respecto de los demás, es decir la primera impresión que damos a los demás tiene que ver con cómo vamos vestidos, aquí en este punto no hay de otra.

3. Estímulos no verbales: ¿Sabías que 83% de las decisiones que tomamos están basadas en la imagen? Recuerda que nuestra imagen se trata de nuestra apariencia, así que no es asunto nadamas de la ropa que vestimos, sino también de los gestos y ademanes que hacemos, es por eso que, a mayor imagen, mayor poder de influencia.

4. Tu imagen y la ocasión: Por ejemplo, el hecho de que tu profesión sea director de una empresa, significa que mientras estas en horario de labor y de acuerdo al código de vestimenta , usaras traje formal, pero no por eso mientras pasas tiempo con familia y/o amigos deberás llevar la misma ropa, si estas en una cena o viendo un juego de fútbol, vestirás casual, todo depende de la situación y las personas.

5. Imagen eficiente es igual a imagen coherente: Por ejemplo, si quieres mostrarte como una persona accesible durante una reunión de trabajo, lo ideal sería que te bases en el código de vestimenta smart casual, pero si quieres mostrarte como una persona poderosa, lo ideal sería que te bases en el código de vestimenta formal.


Ahora que has recibido esta información ¿Te das cuenta de la misma importancia que tiene tu imagen y tu inteligencia? No es difícil implementar el cambio, si tienes dudas contactame en mis redes sociales, seguramente tengo un plan para ti.


👉🏼Facebook @gess.ortiz


👉🏼Instagram @gess.ortiz


👉🏼Youtube @gess.ortiz

10 vistas