Actúa en una videollamada como lo harías en la oficina


Estrategia de imagen


La contingencia por la pandemia a causa del coronavirus, ha generado muchos cambios en cada aspecto de nuestras vidas. Entre una de nuestras actividades cotidianas: la manera de trabajar.


Las videollamadas o videoconferencias, en realidad, no son nada nuevo, por lo menos no para todos, la diferencia es que antes solíamos conectarnos de vez en cuando, quizá para resolver un imprevisto, terminar pendientes, entregar un proyecto etcétera, que no pudimos continuar o concretar por falta de tiempo o coordinación de horarios; y actualmente solemos conectarnos con frecuencia para trabajar desde casa.


Esta opción puede ser muy cómoda, porque podemos conectarnos desde la cama, el sillón, la cocina y ¡hasta en el baño!, además porque podemos vestir pijama, o estar “medio vestidos”, despeinados, desmaquilladas (en el caso de las mujeres), solo basta con mantener la cámara y el micrófono apagados, y activarlos cuando nuestra participación es necesaria, pero ¿Crees que esto es adecuado? Como estratega de imagen, y como cualquier otro (a) profesionista, deberíamos responder –no-.


Y es que, en específico cuando hablamos de un ámbito profesional, tu presencia es si o si indispensable, si no es en físico de manera presencial, visual de manera virtual.


Las siguientes recomendaciones son para mantenerte siempre listo (a) para trabajar a través del monitor de tu computadora, celular, tableta, o cualquier dispositivo desde el que inicies sesión.



1.El cabello: Si eres de las personas que acostumbran a usar gel o spray para mantener el cabello presentable, no pierdas el hábito. Quizá desde la cámara no podríamos notar si nuestro peinado o el de nuestro (a) compañero (a) esta impecable, así que esmerarse tanto podría no ser necesario, pero eso sí, siempre procura que se vea en orden, ya que no comunicas lo mismo con el cabello en desorden.




2.La cara: Si tienes que conectarte a primera hora, es decir casi recién levantado (a) de la cama, enjuaga tu rostro con agua y jabón, si es que no te dio tiempo de bañarte, así te sentirás más despierto (a) y fresco (a), podrás abrir tus ojos con menos esfuerzo, no correrás el riesgo de que se te escape una lagaña, o que queden rastros de que salivaste durante la noche.



3.La ropa: Trabajar remotamente, nos ofrece la ventaja de ocultarnos 100% frente al resto del grupo que está en línea, o mostrarnos solo de los hombros para arriba, así que viste de camisa y usa corbata (en el caso de los hombres), y blusa y un collar (en el caso de las mujeres), si es que en la reunión se van a conectar directivos, jefes, gerentes o alguien de algún alto cargo; o por ejemplo si estas en ventas. Puedes vestir un código informal o bussines casual, si la reunión es entre compañeros del mismo rango o la temática de la reunión es menos seria.



Otra recomendación, es que siempre traigas pantalón, pues, aunque no tendrías que dejarte ver de la cintura para abajo, debes estar listo (a) por si el dispositivo desde él te conectas se te cae, por si tuvieras que pararte repentinamente, o incluso si es que después de tu participación olvidas apagar la cámara.

Lo más positivo para destacar como un (a) profesional es mantenerte todo el tiempo visible ante tus compañeros de videollamada o videoconferencia, y para eso dejar tu cámara prendida desde que inicia hasta que acaba la sesión, pues así no generas dudas de ninguna índole y por el contrario das a notar que todo el tiempo estuviste atento (a) al contexto laboral, a tus compañeros y a los temas que se trataron.


Te invito a ver el siguiente video que te servirá como guía: https://youtu.be/9W6jvLUswa0 para tener videollamadas exitosas.

👉🏼Facebook @gess.ortiz

👉🏼Instagram @gess.ortiz

👉🏼Youtube @gess.ortiz



17 vistas